Flúor, beneficios y precauciones.

Flúor, beneficios y precauciones.

Bienvenidos Vela´steam, esperemos disfrute de este articulo muy interesante.

Para empezar ustedes se preguntarán ¿qué es el flúor?

Es un compuesto mineral natural que se encuentra en el agua y en la tierra. También está presente en alimentos y bebidas con distintas concentraciones.

Este es aconsejable ya que proporciona tres beneficios a los dientes: aumenta la resistencia del esmalte, es antibacteriano ya que actúa frente al crecimiento de las bacterias que producen sarro y permite remineralizar la capa del esmalte.

Beneficios del flúor

El flúor beneficia tanto a niños como adultos y así es como lo hace:

  • Antes de que salgan los dientes, a través de las encías, el flúor que tomamos con las comidas, bebidas y suplementos dietéticos hace que el esmalte dental sea más fuerte, facilitando la resistencia a la caries. A esto le llamamos “beneficio sistémico”.
  • Tras salir los dientes, el flúor remineraliza el esmalte. Cuando cepillas tus dientes con pasta dentífrica fluorada o productos dentales fluorados, se aplica a la superficie de los dientes. Esto se conoce como “beneficio tópico”.

Además, el flúor que consumimos en las comidas y bebidas continúa aportando un beneficio tópico, porque entra a formar parte de la saliva y ayuda a reconstruir el esmalte de los dientes debilitados.

 ya que proporciona tres beneficios a los dientes: aumenta la resistencia del esmalte, es antibacteriano ya que actúa frente al crecimiento de las bacterias que producen sarro y permite remineralizar la capa del esmalte.

Precauciones a tener en cuenta

Aunque tenga ventajas sobre nuestros dientes, las aportaciones han de ser administradas de forma controlada y adecuada. Un exceso de flúor puede tener efectos negativos sobre nuestra salud. Puede llegar a ser tóxico, provocando el efecto contrario a lo que buscamos y puede manchar nuestros dientes de forma significativa, lo que se conoce como, fluorosis.

La fluorosis dental es la hipomineralización del esmalte (defectos de este) por aumento de la porosidad debido a una excesiva ingesta de flúor durante el desarrollo de los dientes. En los estados más leves, se manifiesta en un primer momento con manchas blancas y termina con un color marrón o gris verdoso. En estados avanzados, se observan alteraciones en la forma del diente como porosidades.

¿Cómo obtenemos el flúor?

  • Agua con flúor: se encuentra en la mayoría de las fuentes de agua: ríos, lagos, pozos, etc. En las últimas décadas, se ha añadido flúor a las reservas publicas elevando los niveles hasta hacerlos óptimos para la prevención de la caries dental.
  • Pastas dentífricas y enjuagues con flúor.
  • Aplicación de flúor por un profesional: si las probabilidades de desarrollar caries dental son elevadas, tu dentista puede aplicar flúor en forma de gel o enjuague sobre tus dientes.
  • Suplementos de flúor: solo son recomendados para niños entre seis meses y dieciséis años que viven en zonas donde el agua comunitaria no presenta cantidades adecuadas de flúor y que tienen riesgos de desarrollar caries.

Recuerde puede agendar su cita en Clínica Dental Vela, estamos a sus órdenes.

Artículos Relacionados